Cabeza de Morgan

Los ojos se desbordan ante el espectáculo marino de siete azules de la Isla; entre el mar y la densa vegetación se encuentra una formación rocosa natural que a lo lejos se aprecia como una escultura, se trata de la Cabeza de Morgan, un piedra tallada por el viento y el mar que semeja un rostro humano. Este recorrido le robará el aliento a los turistas amantes de la naturaleza. 

  • Cabeza de Morgan
Anterior
Anterior